El Blog

Calendario

<<   Agosto 2006  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Categorías

Sindicación

Enlaces

Alojado en
ZoomBlog

DISCERNIMIENTO Y ALTERNATIVAS

Por cristianogiv - 12 de Agosto, 2006, 4:51, Categoría: General



HACIA LA INTEGRALIDAD (3)


Capítulo 3

DISCERNIMIENTO
Y ALTERNATIVAS


Una lectura atenta del documento nos permite ver que, tal como era la intención de la Consulta, la Declaración de Medellín presenta en forma germinal pautas de orientación en dos modos fundamentales: un primer modo de discernimiento, y un segundo modo de altenativas. En el modo de discernimiento es fácilmente observable que, tras un análisis detenido, se hacen pronunciamientos en tres respectos principales:

– una autocrítica del pueblo evangélico,

– un examen evaluativo de las teologías de la liberación, y

– una mirada a la realidad latinoamericana.

Debe añadirse, sin embargo, también una creída percepción de la Mano de Dios, de la dirección divina, implicándose lo providencial de la coyuntura.

En cuanto a la autocrítica del pueblo evangélico, ésta se hace a su vez en dos respectos: en el teológico, y en el de la praxis; los dos observados desde las Escrituras, la Historia y el presente. Por su parte, la evaluación de las teologías de la liberación se presenta con dos caras: una, donde se reconocen sus aportes; otra, donde se le expresan pertinentes críticas, principalmente en el aspecto estrictamente teológico; aunque no faltan tampoco algunas acotaciones de otra índole. A Latinoamérica se la ve como Un Pueblo en diversos aspectos sufriente.

El discernimiento en cuanto a la autocrítica del pueblo evangélico se presenta como confesión y reconocimiento. En cuanto a las teologías de la liberación, como serias preocupaciones de orden teológico, válidas por sus implicaciones trascendentes. No obstante, frente al examen crítico se presentan también alternativas germinales a modo de compromisos. Estos compromisos que buscan ser alternativas, se presentan a su vez en varias direcciones; una, intraeclesial; otra, paraeclesial. La una, pues, referida a la Iglesia misma en cuanto a la amplitud de su misión, los diversos aspectos de la unidad correlativos a su identidad frente al mundo, y sus responsabilidades. Otra, la dirección paraeclesial de sus alternativas, se refiere a la funcionalidad civil cristiana dentro de la sociedad, a su pertinencia socio-política, a la viabilidad estructuracionista, al liderazgo orientador y ejemplificador.

En estas dos direcciones del compromiso de sus alternativas, la intraeclesial y la paraeclesial, se proponen la concientización, la coordinación, y la acción, responsables y mancomunadas, evaluadas desde una perspectiva netamente evangélica y auténticamente integral. Se subraya, pues, en el discernimiento y las alternativas, la integralidad. Frente a las teologías de la liberación y sus proyectos y opciones políticas, y frente a su posición teológica y hermenéutica, la Declaración de Medellín presenta, en lo teológico, la alternativa de la Teología del Reino; e iluminada por ésta, presenta, en lo político, la alternativa del pluralismo, democracia, no alineación, ingerencia civil cristiana estructuracionista además de espiritual, y, en acuerdo con el liberacionisno, presenta el latinoamericanismo; lo cual podría implementarse con tercermundismo.

En este último orden de cosas se haría necesario un agudo discernimiento, alumbrado por la escatología bíblica, para prever las traiciones a que sería sometida nuestra Basilea del Sur, destinada ciertamente a la resistencia contra el globalismo mancomunado de los imperialismos enajenantes ya en más que ciernes.

Conviene a estas alturas, antes de ahondar en los gérmenes de dilucidación crítica y de alternativas proposicionales, considerar el punto de referencia evaluativo, la perspectiva de fondo, de la cual emana el porqué y el sentido de los pronunciamientos que se proponen cual pautas.



Blog alojado en ZoomBlog.com